(02) 2531 7067
colon_cristobal

Cristóbal Colón y el encuentro entre dos mundos

Se denomina «descubrimiento de América» al acontecimiento histórico que comenzó con la llegada a América el 12 de octubre de 1492 de una expedición capitaneada por Cristóbal Colón por mandato de los reyes católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, que había partido del puerto andaluz de Palos dos meses y nueve días antes y, tras cruzar el océano Atlántico, llegó a unas islas del continente americano, concretamente las Antillas. La expedición de Colón que pretendía abrir nuevas rutas hacia la Indias y sus riquezas, significó incorporar nuevas tierras a España y a su regreso dio a conocer por primera vez en Europa la existencia de un Nuevo Mundo.

El encuentro con el continente Americano, fue uno de los acontecimientos más importantes, que provocó en la vieja Europa, cambios que conmocionaron el conocimiento y generaron categorías de hegemonía territorial, política, social, cultural y económica que fueron implantadas en América en respuesta a un Nuevo Mundo. La llegada de Cristóbal Colón permitió el comienzo de la conquista de América, cuya primera campaña fue la que los españoles emprendieron en Cuba, por Velázquez. A ella siguieron las dos más importantes: la del Imperio azteca, por Hernán Cortés y la del Imperio inca (por Francisco Pizarro). A partir de ellos comenzó la «colonización de América», en la que intervinieron también portugueses, ingleses, holandeses y franceses.

El dominio español en Hispanoamérica, tuvo como eje central establecer la religión católica como oficial, siendo la conversión de los indígenas una de las causas de la Conquista, junto con la explotación y extracción de oro y plata, que produjo debido a su extracción y nuevas enfermedades  una merma en población aborigen. Algunos autores señalan  que la población total existente en América a la llegada de los Españoles era de 13.385.000 indígenas, los que para el siglo XVII, después de la extinción de los habitantes aborígenes de las Antillas, había quedado reducida a 10.035 habitantes, causa que propicio la traída de esclavos africanos como mano de obra en las tareas de la agricultura y la minería.

El Nuevo Mundo generó expectación y curiosidad en Europa, en relación a los indígenas que allí vivían, pues tras el descubrimiento, muchos productos  como frutas, animales, minerales fueron llevados a Europa para que fueran reconocidos. Este reconocimiento del “otro”, tuvo implicancias filosóficas y religiosas en relación al valor de este habitante de América, para que fueran reconocidos como hijos de Dios, en lo que se llamó la Controversia de Valladolid , debate que tuvo lugar en 1550 y 1551 en el Colegio de San Gregorio de Valladolid, dentro de la llamada polémica de los naturales (indígenas americanos o indios), y que enfrentó dos formas antagónicas de concebir la conquista de América, interpretadas como los defensores y la de los enemigos de los indios: la primera, representada por Bartolomé de las Casas, considerado hoy pionero de la lucha por los derechos humanos; y la segunda, por Juan Ginés de Sepúlveda, que defendía el derecho y la conveniencia del dominio de los españoles sobre los indígenas, a quienes además concibe como naturalmente inferiores. Este debate sirvió para actualizar las Leyes de Indias y crear la figura del “protector de indios”, que reguló el trabajo obligatorio de los indígenas (sirviente), permitiendo una economía de mercado con productos y servicios para la España europea.

FacebookTwitter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>