(02) 2531 7067
virgen-en-estado-de-gravidez

La Representación de la Virgen en la Natividad

El Nacimiento o Natividad de Jesús, es uno de los temas de la historia del arte occidental más representados. La escena comienza con el arcángel Gabriel, quien anuncia a la Virgen María que va a ser madre de Jesús. En la Anunciación la Virgen aparece representada joven, meditando las escrituras y el arcángel Gabriel aparece con la mano adelantada y el dedo índice alzado, en expresión de hablarle a la Virgen. Se reconoce al arcángel dependiendo de la época con los siguientes atributos: un bastón de mensajero (que se sustituye en la edad media (siglo XIII) por un cetro rematado con la Flor de Lis, y a principios del Renacimiento por una vara de Azucenas.
En nuestra Colección existe una representación poco usual en la historia del arte, que es una pintura española del siglo XVIII de carácter tenebrista, donde se retrata de medio cuerpo la Virgen María en estado de gravidez. Esta imagen aparece generalmente cuando La Virgen se traslada a casa de su prima Isabel, cuyo embarazo también le fue anunciado por el arcángel.

Escenas de la vida del Niño Jesús
El nacimiento de Jesús, se encuentra en los evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), siendo el de Lucas el que describe lo ocurrido en Belén. El niño Jesús se representa envuelto en pañales y reclinado sobre el pesebre; María recostada y arrodillada ante el Niño con gran devoción, José con una vela encendida y en algunas ocasiones, ángeles músicos llamados “musicantes”. La mula y el buey calientan con su aliento al Niño. Estas escenas las podemos encontrar en; retablo con nacimiento, fanales con Niño Dios en la sala 4 “Chile desde la Colonia al siglo XIX”, además de distintas representaciones del Niño Dios en la sala 9 “Imaginería”.
En las pinturas coloniales cuzqueñas del siglo XVIII, que se ubican en la sala 1 “Arte Colonial” aparece La huida a Egipto, episodio muy tratado en el arte, que identifica a la Sagrada Familia; un ángel se aparece en sueños a José y le ordena que huya a Egipto junto con la Virgen María y el Niño Jesús, pues el rey Herodes lo estaba buscando para matarle “La matanza de los inocentes”.
Se desprende de este motivo el Descanso en la huida a Egipto, obra que relata la pausa para que el Niño Dios se amamante. La Presentación de Jesús en el Templo es otra escena que cuenta la presentación de Jesús por sus padres, en el Templo de Jerusalén (Lucas 2,22-40). En esta pintura cuzqueña vemos al centro a Simeón sosteniendo al Niño Jesús, a los costados aparecen María y José. Se destacan los trajes de estos tres personajes los que están profusamente decorados con formas fitomorfas y sobre sus cabezas aureolas doradas que indican la santidad de la escena.

FacebookTwitter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>